Nos trasladamos

Hola a todos! Como bien podéis leer en el título, Tradeducciones se traslada. He creado una nueva página web (www.martapeiro.com), así que a partir de ahora me podréis leer desde allí. El blog lo encontraréis concretamente en www.martapeiro.com/blog. ¡Espero veros a todos por allí!

Anuncios

Traducir en ordenador y no morir en el intento

ComputerFearMucha gente, cuando enciende un ordenador y tiene que hacer algo más complicado que abrir el word o consultar una página web, se asusta. ¿Un ordenador? ¿Qué es eso? ¿Me va a comer?

¡Fuera miedos! Estamos en una sociedad y en una profesión en la que la informática forma parte de nuestro día a día. Necesitamos un ordenador para recibir nuestros encargos, para buscar información sobre los textos a traducir, para traducirlos, para entregarlos,… y eso no es más que la superficie, puesto que el uso que le podemos dar puede llegar hasta límites insospechables. Así que es importante perderle el miedo, recuerda que el ordenador es tu amigo, no tu enemigo.

¿No se te da bien la informática, dices? No te preocupes, puedes hacerlo. Sólo será un pequeño reto más a superar, ¿acaso no nos pasamos la vida superando retos para traducir? Enciende el ordenador y, con paciencia, aprende a controlar poco a poco lo que necesites. Escoge, para empezar, uno de los programas que tengas que utilizar. Ábrelo y empieza a jugar con él. Descubre qué funciones tiene, qué pasa cuando le das a un botón o a otro,… no hace falta que sepas qué estás haciendo, lo único que necesitas es descubrir qué te ofrece el programa y la mejor manera de aprenderlo es con la práctica. Verás como, cuando hayas pulsado varias veces el mismo botón y entiendas qué hace, no necesitarás buscar nervioso por todo el programa para saber cómo hacer aquello en concreto que quieras hacer.

Otro buen sistema para aprender a usar los programas es leer o ver tutoriales. Los puedes encontrar por youtube o buscando en google, y los hay de todo tipo, desde los que te cuentan qué ofrece un programa hasta los que te cuentan cómo hacer algo en concreto. Míralos mientras vas haciendo lo que te cuentan, no importa cuántas veces tengas que pausar el video o si tienes que repetir el mismo fragmento, la cuestión es que entiendas qué estás  haciendo para que cuando lo necesites, puedas hacerlo sin pensar.

¡Ánimos! Cuando hayas hecho esto con un par de programas, el resto te irán pareciendo intuitivos, seguro que cada vez será más fácil usarlos. Y, sobre todo, notarás que lo que necesites hacer acabará siendo mecánico.